Entradas

Carburantes: cómo optimizar los abastecimientos

Las estimaciones más recientes demuestran cómo la incidencia media del coste del transporte-mudanza y, más específicamente en cuanto al carburante, es elevada. Por lo tanto, está claro que el tema de «abastecimiento de carburante» es una prioridad absoluta para los impuestos del sector de los transportes.
A este respecto, el Centro de Investigación sobre Logística (C-Log) de la Universidad Cattaneo, LIUC di Castellana ha emprendido un proyecto de investigación titulado OSCAR «Observatorio de estrategias de abastecimiento del carburante por parte de las empresas de transportes», con el objetivo de apoyar a las empresas del sector al evaluar las alternativas más convenientes para el abastecimiento del carburante.
Más de 250 empresas de transportes, con más de 6.000 vehículos por un total de 540 millones de km al año respondieron a un cuestionario online propuesto por los investigadores.

Abastaecimiento con cisterna
Resultó que más del 50% de la muestra adopta un modelo de abastecimiento de carburante con cisterna (el 71% es una cisterna móvil, de menos de 9.000 litros, mientras que el restante 29% es subterránea de grandes dimensiones).
Si bien la cisterna se considere una solución ventajosa, hay que recordar que hay gastos relacionados con la gestión de la misma: desde el mantenimiento (alrededor del 69% de las empresas entrevistadas efectúan por lo menos una actividad de mantenimiento en el arco de dos años) hasta la supervisión, desde el control del abastecimiento hasta los gastos administrativos. No debemos olvidar tampoco los riesgos relacionados con la peligrosidad del gasóleo, como la dispersión de la sustancia en el medio ambiente o el riesgo de robos.

Comparar los costes
Los costes de abastecimiento de las 18 empresas analizadas en el estudio se han valorizado con el método del coste pleno empresarial (TCO: Total Cost of Ownership), que incluye el coste anual equivalente, de la inversión en la cisterna, los costes de mantenimiento y seguridad, los costes de oportunidad relativos a la ocupación de espacio en las plataformas, los costes administrativos (relaciones con proveedores, mantenimiento del registro de aceites, comprobación de facturas) y los costes relacionados con el abastecimiento, incluidos los recorridos extras y los gastos financieros.
Aplicando el modelo de coste resulta que existe una «correlación» entre el coste de gestión de la cisterna y el número de litros suministrados al año. Por lo tanto se deduce cómo la estrategia de abastecimiento con cisterna interna perjudica seriamente a las pequeñas y medianas empresas de transportes y mudanzas, con un coste extra adicional respecto al coste de compra del carburante de alrededor de 4 céntimos de euro por litro. En cambio, en las empresas de grandes dimensiones también influyen los gastos de mantenimiento, en virtud de la elevada complejidad de las instalaciones (cisternas grandes y de los constantes abastecimientos de centenares de vehículos al día. En conclusión, según los resultados de esta investigación las empresas de transportes y mudanzas de vario tipo y dimensiones podrán comparar sus costes con los de la muestra, evaluando objetivamente cuál sería la mejor solución de entre las diferentes estrategias de abastecimiento de carburante.

 

También Zeus Traslochi s.r.l.s. apunta al objetivo de reducir sus costes de abastecimiento de carburante para su flota de vehículos, de manera que se mantenga un servicio de calidad pero al mismo tiempo poder bajar el precio del trabajo.